Mil años después.

Yeeeeeeih! He regresado momentáneamente. La última entrada que hice la borré sin querer (una opinión sobre Tokio Blues), me enojé y no volví a escribirla. #QueBerrinchesSoy

Recientemente me he dado cuenta de algo. Cuando se trata de amistades y amor, soy demasiado dispuesta. Ofrezco tiempo que con trabajo tengo, cansada he optado por ver a las personas que consideró importantes, sacrifico planes con tal de pasar tiempo… Y ayer de un segundo a otro me cambiaron el plan que ya tenia, se pospuso vernos y nuevamente hoy me cancelaron. No estoy enojada de eso, es más una “decepción”. Quizá una lección. He pasado por mi con tal de ver a personas que resulta “veo tan seguido”.

¿Lo ves? Eso pasa cuando tomas tiempo y fuerza que no tienes para ver a alguien; ellos no están dispuestos a hacer un espacio, no sacrifican su tiempo.

Así que, debo ser más egoísta, supongo. Me daré mi tiempo de negarme, hacer planes y disfrutar más de mi. Lo siento si se ofenden por ser tan egoísta o mamona. Pero no me sentiré mal por cosas que en parte ellos me han orillado a ver.

En fin. Tengo trabajo y me está absorbiendo la vida hahahaha, termino cansada y aunque no me molesta el trabajo, si desearía tener más horas para volver a escribir, leer o dibujar 😦

¿Esto cuenta como terapia de escritura? Espero que sí. Por cierto, se me han ocurrido varias historias estos días 😀

Algo sobre mí.

Ha llegado el momento. No sé exactamente que puedo escribir, pero una vez que empiezo a escribir -sobre todo de cosas mías- no puedo parar de escribir. Y quizá ahorita es un muy buen momento; empecemos. Ahorita estoy escuchado una buena canción que me encanta, está en mis playlist de canciones que me hacen más que feliz. ¿Has escuchado Good life de OneRepublic? Simplemente es hermosa, y su ritmo tiene todo para que me levante y quiero brincar como una demente.

Am, rayos, estoy un tanto seca, no sé que otra cosa poner. Pero hoy estoy hablando de una buena canción, y si de casualidad no has escuchado la rola, te recomiendo que lo hagas y quizá de paso te encuentras con otra buena canción que súper hiper mega adoro. ❤

Esto es lo primero que se me ocurre de que hablar… Eso y que me pase dibujando todo el día… O podría hablarte de los problemas de batería que está teniendo mi porquería de teléfono pero sería bastante aburrido.

En fin, otro día será que muestre uno de mis dibujitos. 🙂